Sonny Morgan se fue a dormir despu茅s de una cena de negocios y de mirar un partido de f煤tbol americano en el piso 32 del Hotel Mandalay Bay. En la habitaci贸n de al lado, Stephen Paddock se preparaba para dispararle a 22 de mil personas.

“Pens茅 que pod铆an ser fuegos artificiales. Y no paraban, no paraban. Llam茅 a la recepci贸n,聽les dije que estaba escuchando cosas y pod铆a oler la p贸lvora”, relat贸 a la cadena de noticias “11alive”.

“Los empleados del hotel me dijeron que estaban al tanto de la situaci贸n y me pidieron que mantuviera la calma.聽Tambi茅n me dijeron que formara una barricada con los muebles para protegerme”, agreg贸.

“Despu茅s de varios minutos las r谩fagas de disparos se detuvieron. En ese punto, supongo que el tipo se suicid贸 y los polic铆as decidieron entrar a la habitaci贸n.聽Escuch茅 una gran explosi贸n y, honestamente, en ese momento pens茅 que era un ataque terrorista”, prosigui贸 Morgan.

“Despu茅s se escuch贸 movimiento. Estaban abriendo las puertas muy agresivamente.聽Entr贸 un equipo de seis o siete miembros SWAT聽y se aseguraron que no sea, ya sabes, una mala persona. Nos dijeron que聽salgamos y corramos tan r谩pido como podamos”, concluy贸.

Comentarios

comentarios