No lleg贸 a ser tan grande como la inundaci贸n de 1910 y ni siquiera la subida del agua alcanz贸 los niveles del 2016; sin embargo, las lluvias y la crecida del R铆o Sena volvi贸 a alarmar a los parisinos.

Entre el domingo por la noche y la madrugada del lunes, el r铆o alcanz贸 el m谩ximo previsto por los expertos: lleg贸 a los聽5,84 metros.

De no mediar ning煤n inconveniente, el lento descenso comenzar谩 en las pr贸ximas horas y el retorno a la normalidad en las calles de la capital francesa se lograr谩 reci茅n dentro de una semana.

Las autoridades ya avisaron que durante algunos d铆as se mantendr谩n cortadas las v铆as paralelas al r铆o y varias estaciones del tren cercanas. Adem谩s, se mantendr谩 el estado聽de emergencia en los museos de Louvre y Orsay.

Comentarios

comentarios