La semana pasada se conoci贸 la intenci贸n del gobierno de Mauricio Macri que, a trav茅s del Servicio Penitenciario Federal (SPF), pretende liberar al 62% de los genocidas mayores de 70 a帽os detenidos en sus dependencias.

“En las estad铆sticas estamos聽viendo que centenares de genocidas, por estas pol铆ticas actuales del gobierno, han pasado a tener c谩rcel domiciliaria. Sabemos que muchos pueden estar enfermos y que son viejos. Pero son personas mayores peligrosas, que no se arrepienten y que no han confesado”, asegur贸 Estela de Carlotto en di谩logo con Tiempo Argentino.

“Es m谩s, han dicho que lo volver铆an a hacer si fuera necesario. Es decir que tienen una formaci贸n genocida muy arraigada y, al salir y estar en un domicilio, pueden darse reuniones entre ellos, las comunicaciones y la confabulaci贸n. Humanitariamente uno piensa que si alguien est谩 a punto de fallecer podr铆a. Pero vemos que Etchecolatz sale de su casa c贸modamente, sin esposas, acompa帽ado como un ciudadano com煤n cuando en realidad es un peligroso delincuente”, se帽al贸 en relaci贸n a la posibilidad de que聽m谩s de la mitad de los represores que est谩n presos sean excarcelados.

“Tenemos presos pol铆ticos que, por las dudas, los tienen presos. Piden domiciliaria para no tener esa injusta detenci贸n y no los liberan porque los creen peligrosos. Hay una contradicci贸n ofensiva para la ciudadan铆a. Pensar que se est谩 teniendo una pol铆tica totalmente adversa, contradictoria y peligrosa. Entonces rechazamos esas pretensiones de darles beneficios, sobre todo teniendo en cuenta que los delitos cometidos por esta gente son delitos que agravian a toda la sociedad. Son delitos de lesa humanidad, es decir que a la humanidad entera est谩n ofendiendo”, se帽al贸 la titular de Abuelas de Plaza de Mayo.

“Es un paso hacia la impunidad. Proponen nombres como el “Turco Juli谩n” o Christian von Wernich, a quien la Iglesia no ha repudiado como lo que fue, un asesino. Es una medida ofensiva para los que queremos que las cosas sean iguales para todos. Es un retroceso, una forma de ir contagiando de malas artes el camino de esta democracia que cost贸 tanto conseguir, que es la m谩s larga de nuestra historia y que desde nuestro lugar queremos preservar y, m谩s que nada, fortalecer y no debilitar”, remat贸.

Por 煤ltimo, sobre el pr贸ximo #24M, concluy贸: “Los organismos y buena parte de la sociedad estamos prepar谩ndonos para hacer lo que hacemos todos los a帽os. Realizar una gran marcha y concentraci贸n en Plaza de Mayo, para se帽alar las pol铆ticas de retroceso que se est谩n poniendo en pr谩ctica en Derechos Humanos”.

Comentarios

comentarios