Como todos los 24 de marzo, la Plaza de Mayo se convirtió esta tarde en el escenario central para conmemorar a los asesinados y desaparecidos por la última dictadura cívico militar.

En el marco del 42° aniversario del golpe de estado de 1976, organizaciones sociales, políticas y organismos de derechos humanos marcharon por la Ciudad de Buenos Aires para confluir en la Plaza de Mayo.

A partir de las 13, desde avenida de Mayo y 9 de Julio, las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, H.I.J.O.S y Familiares de detenidos y desaparecidos encabezaron la columna que llegó con la histórica bandera con las fotografías de los desaparecidos.

Los organismos de derechos humanos estuvieron acompañados en el recorrido por decenas y decenas de distintas organizaciones sindicales, estudiantiles, políticas y sociales.

“El llamado a la unidad resulta necesario por el reclamo de la libertad de las presas y presos políticos y para denunciar los retrocesos en las políticas de Estado de Memoria, Verdad y Justicia, la lentitud en los procesos judiciales y la pretensión del gobierno del otorgamiento indiscriminado de las domiciliarias a los genocidas”, recalcaron en la previa.

En esta misma línea, se incluyó en los reclamos consignas contra “el ajuste, los despidos” y “la implementación de políticas de miedo y represión a la protesta social”.

“Esta gente, esta plaza, muestra que están vigente los pedidos que hacemos. La Argentina marcó un rumbo en la lucha contra la impunidad, queremos que se mantenga: no queremos caminar entre genocidas en este país”, aseguró Nora Cortiñas, entre los manifestantes y ante las cámaras de televisión.

Ya desde el escenario, y al tomar el micrófono, Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, señaló: “Hoy es un día de lucha y unidad para los organismos de derechos humanos y para la memoria. No vamos a permitir la liberación de los genocidas que están condenados por delitos de lesa humanidad”.

“Llevamos 42 años buscando a nuestros nietos desaparecidos y ya hemos resuelto 127 casos. Pero faltan cientos. Somos muchas las familias que necesitamos saber dónde están y qué se hizo con estos hijos”, explicó.

“Necesitamos la ayuda de toda la sociedad para encontrarlos. Hasta que el último no aparezca la identidad de todos y todos está en duda. Ya no hay tiempo para secretos familiares guardados bajo siete llaves. Detrás de ese rumor puede estar la identidad de nuestros nietos”, agregó Carlotto.

“No permitiremos ni un retroceso en ‘Memoria, Verdad y Justicia’. Ni un paso atrás, ni un genocida suelto”, remató una de las máximas referentes en materia de derechos humanos.

Tras la lectura del comunicado completo, los organizadores pidieron desalojar con tranquilidad la Plaza de Mayo para que entren las columnas del Encuentro por la Memoria, la Verdad y la Justicia (EMVJ).

Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, junto a Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, encabezaban la misma.

✊🏻 ¡NUNCA MÁS!

Comentarios

comentarios