La crisis migratoria viene resquebrajando los cimientos de la Uni贸n Europea (UE): el florecimiento de un cierto nacionalismo mezclado con xenofobia en numerosos pa铆ses sumado a las cr铆ticas internas en torno a quienes asumen “los costos” de recibir a los refugiados son parte de los “grandes temas” que dominan la agenda geopol铆tica del “Viejo Continente”.

La cuestionada negativa de las autoridades italianas de socorrer a los migrantes que d铆a tras d铆a aparecen en las aguas del Mar Mediterr谩neo llev贸 a plantear la posibilidad de financiar y erigir un gran centro de refugiados en el norte de 脕frica para “devolverlos” all铆 hasta que se les pueda realizar un “monitoreo” y ver si son “aptos” para ingresar a la eurozona.

Sin embargo, la idea parece estar desbarat谩ndose: Dimitris Avramopoulos, un alto funcionario del 谩rea migratoria de la UE, reconoci贸 que, hasta el momento, ning煤n pa铆s africano acept贸 que se utilice su territorio para ello. “Tampoco les hemos ofrecido una propuesta concisa”, matiz贸 luego.

M谩s all谩 de que Algeria, Egipto, Libia, T煤nez, Niger o Marruecos terminen aceptando una “intensificaci贸n en la cooperaci贸n” -as铆 es el nombre que le han dado las autoridades europeas- , a煤n faltar铆an muchas trabas pol铆ticas, pr谩cticas y legales que sortear para que se materialice.

Comentarios

comentarios