El artista británico pintó por primera vez en París y está dando que hablar con sus (aproximadamente) ocho nuevas obras que contienen una importante carga política.

Las pintadas de Banksy aparecieron en puntos disímiles y simbólicos de la capitla francesa como un campo de refugiados, la Torre Eiffel y el Bataclan, blanco de los atentados terroristas de noviembre de 2015.

A post shared by Banksy (@banksy) on

La mas bella y polémica tal vez sea la obra en la que adapta un retrato napoleónico de Jacques-Louis David pero cubriendo la figura del futuro emperador con su propia capa algo parecido a un velo integral. También dibujó una serie de ratas, un símbolo usado con frecuencia por los artistas urbanos.

A post shared by Banksy (@banksy) on

Comentarios

comentarios