Shoko Asahara, el ex gur煤 de la聽secta Aum, fue finalmente ejecutado por el gobierno japon茅s. Hace doce a帽os atr谩s hab铆a sido condenado a muerte junto a una docena de c贸mplices por su papel en el ataque perpetrado en el metro de Tokio en 1995.

El atentado producido aquel 20 de marzo le cost贸 la vida a 13 personas y caus贸 diversas lesiones, algunas de ellas irreversibles, a otras 6.300.

Colocaron bolsas de pl谩stico llenas de gas sar铆n en cinco trenes del subterr谩neo de la capital nipona.聽Agujereadas con la punta de los paraguas, las bolsas dejaron escapar el veneno letal.

Las investigaciones realizadas por la polic铆a japonesa arroj贸 datos m谩s preocupantes: si los planes de Shoko Asahara se hubieran cumplido a la perfecci贸n, hubiera sido una masacre. El gur贸 estuvo planeando durante a帽os arrojar el gas a trav茅s de helic贸pteros. Lleg贸, incluso, a entrenar a algunos de sus seguidores en el manejo de estos aparatos.

Tras conocer la noticia de su ahorcamiento, las opini贸n p煤blica se mostr贸 dividida: aunque buena parte de la poblaci贸n est谩 en contra de la pena capital, muchos sostienen que 茅l “se lo merec铆a” por el tipo de crimen que cometi贸.

“Estoy en contra de las ejecuciones, pero lo que hizo era imperdonable”, sentenci贸聽Kanagawa Prefecture, de 71 a帽os, al diario “Japan Times”.

Comentarios

comentarios