La desesperación de las familias de los 12 niños de entre 11 y 16 años y su instructor, todos miembros del equipo de fútbol infantil Mu Pa (“Jabalíes salvajes”), conmovieron a Tailandia y al resto del mundo.

Los chicos se extraviaron el último 23 de junio en un extenso complejo en el norte del país. Debido a las intensas lluvias de la temporada del Monzón, que inundó parcialmente la cueva Tham Luang mientras ellos estaban explorando su interior, quedaron atrapados sin alimento, en la oscuridad y enfrentando bajas temperaturas.

🇹🇭 Foto: el entrenador de los niños fue el último en ser rescatado de la cueva.

Recién una semana más tarde los buzos tácticos lograron dar con ellos luego de atravesar casi tres kilómetros de recovecos y canales sumergidos: ahora debían esperar el momento justo para sacarlos de ahí sin que corran sus vidas peligro.

Los equipos de socorristas rescataron este martes a los últimos cuatro niños que quedaban en la cueva y a su entrenador de fútbol, concluyendo con éxito la operación de salvataje. Entre el domingo y el lunes habían evacuado a los otro ocho chicos. Todos fueron sacados en camilla y trasladados por aire al hospital de Chiang Rai.

Comentarios

comentarios