El lanzamiento del “Baby Trump” al aire, que luego qued贸聽sujeto聽enfrente del Parlamento de Londres, fue la punta del iceberg de la gran manifestaci贸n ante la primera visita oficial al Reino Unido del presidente estadounidense Donald Trump.

El globo, que imita la figura del mandatario norteamericano en pa帽ales, con un jopo y聽un tel茅fono celular “para usar Twitter”, gener贸 una fuerte pol茅mica pero finalmente fue permitido por las autoridades. “No es mi papel ejercer de censor o determinar si una protesta es de buen o mal gusto”, se帽al贸 Sadiq Khan, alcalde de la capital inglesa.

Por detr谩s del “beb茅 gigante”, miles y miles de personas se congregaron para protagonizar las protestas contra las pol铆ticas de Donald Trump: rechazan sus posturas en torno a la inmigraci贸n, su trato hacia las mujeres y el cambio clim谩tico.

“Esperamos que a cualquier lugar que Trump vaya, escuche y vea la fuerza de una opini贸n brit谩nica que lo rechaza no s贸lo como persona y sin importar qu茅 tan desagradable es como persona, sino las pol铆ticas que representa”, sentenci贸 Asad Rehman, organizador de las marcha.

El propio Ed Miliband, representante del laborismo, agreg贸: “Los valores de Trump no son los nuestros, no importa que聽partido apoyemos. Su racismo, su misoginia, los ataques a los valores democr谩ticos buscan legitimar una pol铆tica autoritaria que es profundamente peligrosa y amenazante para nuestras sociedades“.

Comentarios

comentarios