Es una tragedia para el patrimonio hist贸rico de la humanidad: un incendio de grandes proporciones destruy贸 este 煤ltimo domingo el Museo Nacional de Brasil, situado en R铆o de Janeiro.

El mismo conten铆a聽unas 20 millones de valiosas piezas del acervo nacional del gigante sudamericano,聽que datan de la 茅poca imperial brasile帽a, como momias, f贸siles, animales disecados y utensilios ind铆genas: se quem贸, al menos, el 90% de ellas.

Seg煤n los expertos, entre las mayores p茅rdidas se destaca “el聽esqueleto de Luzia, los restos humanos m谩s antiguos descubiertos en Sudam茅rica聽(datan de hace unos 12.000 a帽os), un conjunto de聽momias egipcias聽comprado por el emperador Pedro I, una de las mayores colecci贸n de聽f贸siles de dinosaurios de Am茅rica Latina聽y una colecci贸n de聽arte grecorromano聽tra铆da a Brasil por la聽emperatriz Teresa Cristina”.

Que las personas se indignen por lo que sucedi贸 ac谩. Parte de esta tragedia pudo evitarse. No sirve solo llorar. Ahora tenemos que actuar”, dispar贸 Alexander Keller, su director.

En medio de聽protestas por el abandono al que el gobierno hab铆a condenado la instituci贸n, las autoridades聽anunciaron el inicio del聽proceso de reconstrucci贸n del museo.

Michel Temer, actual presidente de Brasil, confirm贸 que la Federaci贸n Nacional de Bancos (Febraban) y los bancos privados Ita煤, Brasdesco y Santander, sumado al Banco do Brasil, la Caixa Econ贸mica Federal, el Banco Nacional de Desarrollo Econ贸mico y Social (BNDES) y la petrolera Petrobras, se comprometieron a colaborar econ贸micamente en el proyecto.

Comentarios

comentarios