Los datos son preocupantes y encendieron (otra vez) la alarma de la comunidad internacional: el salto que se produjo en varios pa铆ses del mundo sobre el n煤mero de personas con VIH tiene su correlato en China.

Las autoridades chinas anunciaron un aumento del 14% en el n煤mero de ciudadanos de ese pa铆s que est谩n viviendo con el virus en la sangre.

“M谩s de 820.000 personas est谩n afectadas en la actualidad”, indicaron los funcionarios sanitarios de aquel pa铆s, confirmando que en el segundo trimestre de este a帽o se verificaron 40.104 nuevos casos de infectados.

Los estudios arrojaron que, a diferencia del pasado donde la transfusi贸n de sangre ocupaba el primer lugar, la gran mayor铆a de las transmisiones est谩n ocurriendo por “v铆a sexual” y debido al no uso de preservativos o por echar mano a “protecciones inadecuadas”.

Comentarios

comentarios