馃摳 Foto: AirPlano

El oficialismo vot贸 en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires como suele hacerlo: con la mayor铆a y los consensos necesarios para aprobar la ley que quieran.

En las 煤ltimas horas logr贸 la aprobaci贸n de una iniciativa propia y pol茅mica que, por sobre todo, beneficia a los grandes desarrolladores y especuladores inmobiliarios: sancion贸 los nuevos C贸digos聽Urban铆stico y de Edificaci贸n.聽

Pese a los argumentos esgrimidos por sus defensores, los cambios profundizar谩n聽la crisis de servicios p煤blicos, de espacios verdes, de transporte y de equipamientos b谩sicos de salud y educaci贸n que sufren los porte帽os.

Esto est谩 hecho al servicio de los desarrolladores inmobiliarios. Las audiencias p煤blicas son una gran puesta en escena. La mayor铆a est谩 en contra del proyecto y se avanza sin embargo para llegar a esta segunda lectura. Y nos encontramos con estas vallas sistem谩ticas que separan a las instituciones del conjunto de la poblaci贸n”, se帽al贸 Fernando Vilardo, de Autodeterminaci贸n y Libertad.

Se est谩 rematando la Ciudad de Buenos Aires a favor del capital inmobiliario. Es falso que este proyecto apunte a que el trabajador de la ciudad viva en la ciudad”, agreg贸 Gabriel Solano, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

“Realizando cambios superficiales luego de la primera aprobaci贸n y la audiencia p煤blica,聽‘Vamos Juntos’ (PRO + Coalici贸n C铆vica) aprob贸 en soledad, sin el apoyo de la ciudadan铆a ni de los partidos de la oposici贸n, dos de los c贸digos m谩s importantes de la ciudad“, se帽alaron desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad en una nota donde se resaltaron los puntos principales de las nuevas leyes.

馃摳 Foto: AirPlano
  1. El debate del C贸digo Urban铆stico y del nuevo C贸digo de Edificaci贸n se inicia con una planificaci贸n de la ciudad desactualizada y sesgada, porque se parte de un Plan Urbano Ambiental (PUA), aprobado en el a帽o 2009, elaborado con un diagn贸stico de los a帽os 麓90 y que deb铆a haberse actualizado cada cinco a帽os.
  2. Se suma a esta situaci贸n, el hecho de que laciudad carece de un Modelo Territorial.
  3. Desde el a帽o 1996 que los gobiernos han incumplido con el mandato constitucional de sancionar un C贸digo Ambiental para la ciudad.
  4. Desde sus or铆genes, tanto el C贸digo Urban铆stico como el de Edificaci贸n fueron formulados con y para los desarrolladores inmobiliarios, para su seguridad jur铆dica y para garantizar futuros negocios inmobiliarios.
  5. El blanqueo inmobiliario y el aumento de la capacidad constructiva聽que promueven el C贸digo refleja estos intereses. Bas谩ndose en el criterio de inducir un aumento estimativo de la poblaci贸n de la ciudad a seis (6) millones de residentes.
  6. Profundizar谩 el colapso de los servicios p煤blicos y la crisis habitacional. Generar谩 el aumento del valor de la vivienda con un mercado inmobiliario absolutamente desregulado.
  7. Las futuras viviendas ser谩n de 18 m2.
  8. No otorga ninguna respuesta a las actuales deficienciasy necesidades poblacionales聽en t茅rminos de infraestructura de servicios p煤blicos, de espacios verdes, de transporte y de equipamientos b谩sicos de salud y educaci贸n. Tampoco da respuestas sobre c贸mo equilibrar谩n estas demandas que se incrementar谩n conforme al aumento de la densificaci贸n poblacional como consecuencia del aumento de las edificaciones. De las 900 p谩ginas del C贸digo Urban铆stico s贸lo se destina un p谩rrafo a la cuesti贸n de los servicios p煤blicos聽domiciliarios.
  9. No garantiza la protecci贸n de las propias identidadesde los barrios, sectores聽y manzanas que desde el Plan Urbano Ambiental expresamente fomentaba con la debida atenci贸n proteger y potenciar.
  10. Est谩 orientado a promover un blanqueo de las ilegalidades e irregularidades inmobiliarias generadas a partir de los permisos de obra y habilitaciones que han sido otorgados no respetando el actual C贸digo de Planeamiento, o a partir de la ausencia de control del estado.Este blanqueo es gratuito. Los que no respetaron las leyes no pagar谩n absolutamente nada para que la Legislatura subsane sus ilegalidades.
  11. No generar谩 que disminuya el precio de las viviendas.Este C贸digo deja absoluta libertad al tipo de viviendas a construir que en los 煤ltimos a帽os aproximadamente la mitad han sido viviendas suntuosas. Tampoco establece la exigencia que las construcciones deban tener un uso real y concreto, lo que ha generado que el 10 por ciento de las viviendas de la ciudad se encuentren ociosas.
  12. Es un c贸digo abstractoporque persigue en t茅rminos morfol贸gicos la unificaci贸n de los perfiles en altura, sin tener en cuenta las propias especificidades de las zonas que atraviesa, ni la situaci贸n real de las manzanas que ser谩n impactadas. Duplica la posibilidad de aplicar la excepci贸n de聽Enrase聽o聽Completamiento de Tejido聽que conllevar谩 la destrucci贸n de la morfolog铆a que se pretende instalar con el C贸digo, e impide una real proyecci贸n del horizonte poblacional que tendr谩 una zona.
  13. Es un retroceso en cuestiones de protecci贸n patrimonial y de accesibilidad.

Comentarios

comentarios