El Hospital Evita, emblema de la zona sur de Buenos Aires, sufre graves problemas de insumos, de personal y edilicios. Trabajadores dijeron que el edificio “se está viniendo abajo”. Apuntaron contra el Gobernador Scioli y el Ministro de Salud, Alejandro Collia.

Empleados y profesionales del centro médico de Lanús realizaron protestas en las puertas y denunciaron el pésimo estado de abandono del hospital y también la falta de anestesias, insumos y de personal. Las críticas se enfocaron en el Ministerio de salud y en la gobernación de la provincia, encabezadas por Alejandro Collia y Daniel Scioli respectivamente, por la falta de presupuesto que llevó al nosocomio a tal estado.

El presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop) del hospital y jefe de Obstetricia, Mario Franquet, detalló “el centro médico está muy deteriorado y hace muchos años no se invierte”.

Afirmó que por la falta de presupuesto “el edificio se está viniendo abajo” y que “el material con el que cuentan es “de mala calidad”. Finalmente puntualizó “El Ministerio se ha desentendido por completo, al igual que el Gobernador provincial. Hace 3 años que el presupuesto de Salud en la Provincia es el mismo. Acá no hay anestesistas y tanto la guardia como la maternidad están en estado deplorable”.

Los problemas en el distrito de Lanús encabezado por Darío Díaz Pérez no terminan en el establecimiento, donde nació Diego Armando Maradona, también hubo otra protesta por falta de medicamentos en el nosocomio Oncológico Narciso López.

Comentarios

comentarios

Compartir