El presidente de Bolivia, Evo Morales, anuncio en el día de ayer que tiene la intención de retirar a su país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya que denomino a la comisión  como “otra base militar de Estados Unidos”.


Esto se dio luego de que sea consultado por el reclamo que lleva adelante los indígenas amazónicos bolivianos Tipnis  por la construcción de una carretera por el medio de su territorio, y solicitó la visita de esta comisión al país para verificar los violaciones denunciadas.

Esto despertó la inseguridad en el presidente boliviano de seguir perteneciendo a la comisión o no  “Yo considero a la CIDH como otra base militar (de EE.UU.), insinúan, tratan de juzgar a países, ¿qué aportan?”.La CIDH “tiene oficinas en Estados Unidos y Estados Unidos no ha ratificado ningún acuerdo de defensa de los derechos humanos”, agregó el presidente.

Al igual que el presidente Correa  quien está promoviendo una serie de reformas a la CIDH, que comprenden cambiar la sede de la institución, Evo Morales también se suma con nuevos planteos y discusiones, “estoy haciendo una profunda evaluación, acerca de la posibilidad, de denunciar, retirarnos, no tomar en cuenta (ala CIDH). Eso no significa violar los derechos humanos, pues tenemos dignidad, soberanía para poner en su lugar esta clase de instituciones ”, concluyo.

Comentarios

comentarios

Compartir