En la mañana de ayer, luego de salir del despacho del director provincial de Negociaciones Colectivas y tras pedirle respuestas para los damnificados por las inundaciones en La Plata; cuatro delegados de la Junta Interna de ATE Educación fueron detenidos de manera violenta e injustificada así como también a Marcelo Arditi, de la agrupación Hijos del 55. Fueron liberados tras una fuerte reacción social

En horas de la mañana de ayer, y despúes de exigirle a Daniel Montes de Oca, director provincial de Negociaciones Colectivas, que le den desde la Dirección General de Cultura y Educación una respuesta a los cientos de damnificados por las inundaciones y el temporal que sufrió la ciudad de La Plata a principios de abril; Silvia Valdez, Maria Inés Uro, Miguel Ciappina, Alejandró Sánchez y Marcelo Arditi fueron violenta e injustificadamente detenidos.  

Según el comunicado emitido por sus compañeros, la causa por “coacción agravada” que se les imputa a los delegados de la Junta Interna de ATE Educación y al de la agrupación Hijos del 55 “fue armada por las autoridades de la DGCyE luego de que por la lucha de los trabajadores firmaran un acta reconociendo que lo que el Estado paga en negro en concepto de horas extra es en realidad una compensación salarial. Para deslegitimar ese acta, los funcionarios denunciaron que fue firmada bajo coacción, cuando es un acta que se firmó luego de una larga lucha de los trabajadores, que incluyó la toma por 11 días de la Sede del ministerio”. 

El secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, condenó la medida judicial y acusó a las autoridades de la Provincia de querer “judicializar la protesta” para “instaurar el temor”.

 

Comentarios

comentarios

Compartir