Personal  Policial ingreso a la casa y  se llevó valijas, bolsos y sábanas con pruebas, revisaron sus objetos  personales, especialmente la mochila y la computadora que utilizaba Ángeles. También investigan un contenedor cercano al Ceamse donde hallaron sangre y cabellos. 

La División Homicidios de la Federal y la fiscal Paula Asaro allanaron anoche la propiedad durante más de dos horas mientras todos sus familiares estaban en Olivos, velándola. La dudas surgieron por  indicios que comenzaron a apuntar a su entorno familiar, sobre todo a partir de la sospecha de que la adolescente estuvo en su casa tras salir de una clase y antes de ser asesinada.

También procuraban rastrear algún diario íntimo, computadoras y, como hipótesis de máxima, rastros genéticos que puedan indicar si el asesinato se pudo haber cometido allí.

Además se está investigando sobre rastros de  sangre y cabellos hallados ayer en un contenedor de basura en Arévalo al 1900 (a 5 cuadras de la casa).

El operativo comenzó pasadas las 23.30, donde los agentes comenzaron a sacar de allí valijas, bolsos, sábanas anudadas y hasta la mochila que despertó sospechas.

Otro grupo de  policías  interrogaron  a los vecinos, dado a que también  existe  una versión que el portero de un edificio cercano  habría visto volver a su casa en el mediodía del lunes, por eso también se analizaban tres cámaras de seguridad ubicadas en el vecino edificio de Ravignani 2330, donde la familia de la chica tendría baulera y cochera. Una de estas habría registrado su paso al mediodía.

En un primer momento se creía que Ángeles había sido secuestrada violada y luego arrojada a un basural, pero la causa dio un giro cuando la autopsia reveló  que no había sido abusada y que solo había muerto por estrangulamiento.

Por otra parte, la fiscal Asaro solicitó que se busque información en torno  a las ultimas llamadas del celular de Ángeles  y que las empresas de telefonía celular  emitan un listado de llamadas y mensajes de texto entrantes y salientes durante los días 10 y 11 de este mes, con la ubicación física de las antenas activadas como así también  una presunta carga de saldo de $ 50 y el posterior apagado del móvil a las 21.49 del mismo día.

 

Comentarios

comentarios

Compartir