La ley fue aprobada por la Legislatura porteña y prohíbe que haya “recargos” para mantener los productos dentro de las heladeras  la medida alcanza a los supermercados, hipermercados y autoservicios.

 

La Legislatura porteña aprobó este jueves una ley por la que los comercios autoservicios y supermercados, de la Capital Federal, no podrán cobrar más un precio diferencial  por las bebidas frías.

La iniciativa es modificatoria del artículo 1 de la Ley 1207/2004 y pertenece al diputado Helio Rebot (PRO).Donde  se especifica que los supermercados o  hipermercados, y Autoservicios de bienes consumibles y no consumibles deberán “abstenerse de realizar cualquier diferenciación de precios entre productos que estén ubicados dentro o fuera de heladeras exhibidoras que se encuentren en los establecimientos y al alcance de los consumidores”.

El diputado Rebot consideró que la medida es “un paso importante en la defensa del consumidor, que muchas veces se ve sorprendido al llegar a la caja y tener que pagar un precio extra que no tenía previsto”.

Comentarios

comentarios

Compartir