Adly Mansur ha jurado hoy por la mañana como presidente interino de Egipto. El Ejército todavía mantiene retenido al ex presidente Mohamed Morsi. Asimismo, se procedió a la detención de los máximos líderes de los “Hermanos Musulmanes“.

Adly Mansur, de 67 años, ha jurado por la mañana como presidente interino de Egipto, un día después de que el Ejército sacara sus tropas a la calle y destituyera por la fuerza al ex presidente Mohamed Morsi. Masur ha dicho que convocará pronto elecciones legislativas y presidenciales, “porque es el único camino de la justicia”, y ha dado las gracias a los movimientos juveniles populares y al Ejército por impulsar los valores de “la revolución del 30 de junio”. Asimismo, ha suspendido la Constitución de corte islámico que había aprobado Morsi durante su mandato.

El Ejército ha estado en control del país durante unas 18 horas, desde que arrestó a Morsi hasta que Mansur juró el cargo. Sin embargo, aún continúa manejando buena parte de la situación.

Por un lado, todavía retiene a Mohamed Morsi en los cuarteles generales de la Guardia Republicana, donde se había refugiado horas antes de que se inicie el golpe. Además, comenzaron a descabezar a la sociedad de los “Hermanos Musulmantes“. Dos de sus líderes ya han sido detenidos horas después del golpe: Saad al Katatni, presidente del Partido Libertad y Justicia, la rama política de la hermandad, y Rashad Bayoumi, vicepresidente de la misma formación política. Además ya se emitieron órdenes de arresto de hasta 300 miembros de esa cofradía.

Mohamed Badie, su líder fue detenido también en el día de hoy en el complejo turístico de Mersa Matruh y trasladado en avión hasta El Cairo por “incitar a la matanza de manifestantes”. Incluso, se cerraron todas sus emisoras de televisión en función de “evitar incitaciones a la violencia”.

Comentarios

comentarios

Compartir