Temperley y Tigre empataron 1 a 1 en el Sur del Gran Buenos Aires con goles de Fernando Brandán y Marcelo Larrondo. Polémico arbitraje de Argañaraz.

T T

El encuentro, que se disputó en la cancha del “celeste”, terminó 1 a 1. El equipo local venía de perder con Racing en Avellaneda y necesitaba los tres puntos.

Los de Rezza estuvieron mejor en los noventa minutos y llegaron a ponerse en ventaja gracias a un buen gol de Fernando Brandán.

Sin embargo, cuando faltaban quince minutos para que termine el partido, Marcelo Larrondo paró la pelota en el área con la mano y la mandó al fondo de la red. El árbitro Pedro Argañaraz no vió nada y convalidó el empate de Tigre.

Comentarios

comentarios

Compartir