En diálogo con el diario británico “The Guardian”, el alto comisionado del área de refugiados de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que el organismo no llega a cubrir las necesidades básicas de las personas desplazadas.

Refugiados II

“Si mirás la cantidad de desplazados por conflictos en el mundo por día, en 2010 fueron 11.000; en 2014 fueron 42.000. Esto implica un dramático incremento de necesidades, desde refugios, agua, sanidad, asistencia médica, comida y educación”, señaló António Guterres.

“Además, el crecimiento de los presupuestos son incomparables con el crecimiento de las necesidades. Nuestros ingresos para el 2015 constituyen un 10% menos que el año anterior. La comunidad global no está quebrada en el aspecto humanitario: pero estamos quebrados financieramente”, agregó.

“Sabemos que no estamos haciendo suficiente, estamos fallando en las necesidades básicas de las personas. La situación está cerca de ser irreparable. Si actualmente miramos el número de niños cuyas vidas son impactadas negativamente por la malnutrición y la falta de ayuda psicológica, vemos que esto ya está sucediendo”, cerró.

Comentarios

comentarios