Pasan las semanas y el repudio generalizado en torno a sus dichos continúan firmes: Darío Lopérfido fue increpado en el BAFICI.

Loperfido

El funcionario encargado del área de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires volvió a pagar el precio de sus declaraciones y negacionismo en torno a la cifra de desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

Esta vez tuvo que soportar el repudio de unos asistentes al festival de cine independiente conocido como BAFICI: luego de que le dijeran que es “una verguenza para la cultura”, Lopérfido decidió retirarse de la discusión alegando que la otra persona era “fascista”.

A principios del mes de marzo, el gobierno porteño ratificó la decisión de bancar al funcionario tras una reunión mantenida con artistas y organismos de derechos humanos en el nuevo edificio de Parque de los Patricios. Ese mismo día se acercaron un total de 20 mil firmas pidiendo la destitución del secretario de Cultura.

“La respuesta es una cachetada, no solamente a los organismos de derechos humanos y a la memoria de nuestros hijos, los 30 mil, sino a toda la sociedad. Lamentablemente no obtuvimos absolutamente nada, siguen respaldando a Lopérfido”, aseveró “Taty” Almeida en esa oportunidad.

“Esto es muy grave porque sienta el precedente de que cualquier funcionario puede decir cualquier barbaridad y después pedir perdón. Pero nosotros, el pueblo y los 30 mil, no lo perdonamos”, añadió con dureza.

“Lopérfido no será bienvenido en ningún acto que de ahora en más hagamos y queremos que se retire del consejo ejecutivo del Parque de la Memoria”, sentenció, por su parte, Mabel Careaga.

En medio de la polémica, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, también había pedido su renuncia: “Pretendemos respeto y lo que hemos vivido está comprobado a través de los juicios. Con esta barbaridad que dijo, si tiene dignidad tiene que renunciar, correrse de la escena de gobierno”.

Comentarios

comentarios