En los momentos más álgidos de la crisis de refugiados, Petra Laszlo se hizo tristemente célebre por patear a personas que querían ingresar a Hungría.

László compareció ante el tribunal de distrito de Szeged por hacerle una zancadilla a un hombre y patear a dos mujeres en la frontera entre Serbia y Hungría, cuando cientos de refugiados buscaban ingresar a su país.

Según el diario local Népszava, casi dos años después, el tribunal ordenó tres años de libertad condicional para la reportera por “alteración del orden que va en contra de las normas sociales”.

“Me volví y vi a varios cientos de personas cargando hacia mí. Fue increíblemente aterrador”, argumentó la propia Laszlo en videoconferencia ante el juez. Pese a ello, las autoridades desestimaron su argumento.

Vale la pena recordar que, luego de los hechos, Laszlo fue despedida de su puesto, en la cadena N1TV. Con el correr de los meses denunció una “campaña de odio” contra ella y aseguró haber recibido amenazas de muerte.

Comentarios

comentarios

Compartir