Luego de una semana agitada para intentar que se juegue la fecha, con presiones a jugadores incluidas, la AFA tuvo que reprogramar la fecha.

“El fin de semana no habrá fútbol”, aseguró Nicolás Russo, presidente de Lanús, luego de dos días extensos en los que circularon infinidad de rumores con presiones del gobierno de Mauricio Macri y de los dirigentes a los jugadores.

“Era imposible que se establezca la fecha, con los partidos suspendidos del viernes, los planteles de descanso y la reorganización de los operativos policiales”, reconoció el titular del “Granate” en representación del resto de la dirigencia.

“El lunes la AFA va a depositar el dinero a los clubes y el fin de semana que bien arrancará el fútbol. Esto es una industria. Si de 30 equipos hay 27 que están bien, no se puede parar el fútbol por los pocos que están en falta. Tampoco podemos permitir que el dinero lo maneje Agremiados. Cada club se tiene que hacer responsable de su economía”, espetó.

“A fin de marzo va haber una nueva dirigencia elegida por los clubes. Los dos ó tres que no arreglen sus números deben ser sancionados con quita de puntos o multas económicas”, sentenció Russo.

Comentarios

comentarios

Compartir