El “Taladro” recibía al “Granate” con la ilusión de sacarse la espina del último clásico y pavimentar el buen andar en el campeonato con tres puntos clave de cara a la recta final.

El partido mostró a dos equipos ambiciosos, con un buen nivel de juego e intención de ganar: tanto Banfield como Lanús contaron con un puñado de chances para abrir el marcador y ponerse en ventaja.

Sin embargo, los goles se hicieron esperar. Cuando morían los primeros 45 minutos, un córner impulsado por Sperdutti encontró la cabeza de Bertolo dentro de un mar de gente y el volante no dudó en fusilar al arquero y poner el 1 a 0.

La segunda parte arrancó con un ritmo distinto a la primera: el “Granate” salió a buscarlo con más ahínco y tuvo una chance inmejorable a los diez minutos. Un tiro libre que el árbitro cobró en la puerta del área y parecía llevar más peligro de lo que finalmente resultó: la pelota dio dos veces en la barrera que, de haberla franqueado, hubiera significado el empate.

El partido siguió vertiginoso y cobró más emoción cuando el “Taladro” decidió animarse un poco más: los contragolpes del local fueron creciendo en peligro a medida que corría el reloj y Lanús, para colmo, sufrió la expulsión de Silva.

La imprudencia de Matheu, sin embargo, volvió a emparejar las cosas: le cometió una dura falta a José Luis Gómez y debió dejar también a Banfield con 10 jugadores.

Comentarios

comentarios

Compartir