“Mi corazón, mis oraciones y mis más profundas condolencias están con las víctimas del ataque de Manchester y sus seres queridos”, aseguró la cantante norteamericana a través de un extenso comunicado.

Ariana Grande había escrito un escueto mensaje en las redes sociales el día después del atentado señalando que estaba “destrozada”.

“No hay nada ni nadie que pueda hacer algo para sacarles el dolor que están sintiendo o hacerlos sentir mejor. Les extiendo mi mano y mi corazón y todo lo que pueda darles, de cualquier manera que quieran o que necesiten”, prosiguió.

Tras confirmar que ya está pensando en hacer un recital a beneficio de las víctimas, concluyó: “They will be on my mind and in my heart everyday and I will think of them with everything I do for the rest of my life.”

Comentarios

comentarios

Compartir