La inflación que no cede y la recesión económica han mellado la capacidad de compra de importantes sectores de la población.

Un nuevo informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) lo confirma: las ventas por el “Día del Padre” presentaron otra vez una retracción en la comparación interanual.

Según los datos brindados en las últimas horas, en 2017 hubo una caída del 3,6% frente a igual fecha del año pasado. Si a esto se le suma que, en 2016, la retracción había sido del 7,5%, el panorama es desolador.

“Los comercios hicieron un gran esfuerzo de promociones para recuperarse y poder competir. Muchos comercios lanzaron promociones muy interesantes para captar público y tuvieron mejores ventas. Hicieron un gran esfuerzo para poder competir”, señalaron, de todos modos, desde CAME.

“Entre los principales descuentos se destacaron rebajas de entre 35% y 50% en indumentaria, calzados, vinos, restaurantes, y artículos electrónicos principalmente, o negocios que ofrecían por cada compra sorteos con la posibilidad de ganar pasajes en avión, cupones de descuentos, cenas, y otros regalos, advirtieron.

Por otra parte, resaltaron la relevancia que obtuvo la venta por Internet este año: “El 15% de las ventas del ‘Día del Padre’ fueron online, el 43% se realizaron en comercios a cielo abierto, el 11% en supermercados y el 31% en shoppings”.

  • Para leer el informe completo: CAME

Comentarios

comentarios

Compartir