📸 Foto: Analía Cid para Revista Anfibia

Hace aproximadamente tres semanas, 600 empleados de PepsiCo Snacks fueron a trabajar y se encontraron con un papel en la puerta de la planta de Vicente López: estaban todos en la calle.

Luego de movilizaciones y presentaciones al Ministerio de Trabajo decidieron ingresar por la fuerza y tomar el lugar. En una mediación con la cartera laboral que conduce Jorge Triaca tras una importante movilizacion, la respuesta del gobierno fue ofrecerles “cursos de capacitación” de cara a una próxima reinserción laboral.

Ahora se la agrega un nuevo capítulo a la historia: los dueños de la firma en la Argentina pidieron que se desaloje la planta.

“La patronal de PepsiCo que había denunciado ya a los trabajadores por la permanencia pacífica que hacemos en la planta, finalmente pidió a la fiscalía el desalojo violento de la misma”, señalaron los trabajadores despedidos mediante un comunicado.

“Se trata de un pedido temerario de una empresa que está en la ilegalidad más abierta y que ya fue denunciado por lock out ofensivo, vaciamiento y discriminación. El fiscal de la causa en principio se expidió a favor del pedido. Resta saber la resolución del Juzgado de Garantías”, apuntaron.

“No vamos a abandonar la lucha por amenazas represivas ya que reclamamos nuestros puestos de trabajo, destruidos ilegalmente. Llamamos a la solidaridad a todos los trabajadores, a los gremios que nos apoyaron estos días, a los organismos de DDHH, Legisladores y organizaciones políticas y estudiantiles y estar alertas y movilizados para impedir una resolución violenta y represiva a una lucha por el derecho elemental de poder alimentar a nuestras familias a partir de nuestro trabajo”, sentenciaron.

Por úlltimo, tras reunirse este sábado, irán el próximo lunes a las 11 de la mañana al Juzgado de Garantías Garantias N°3 en Ituzaingo 340 de San Isidro, “para reclamar contra el desalojo y la represión”.

Comentarios

comentarios