La fallida reunión entre los organismos de derechos humanos y las máximas autoridades del gobierno de Mauricio Macri en materia de seguridad dejó más incertidumbre y rispideces que logros y puntos en común.

Germán Garavano y Patricia Bullrich, los dos funcionarios que comandaron el encuentro y terminaron retirándose del mismo antes de tiempo, cargaron contra la voluntad de las partes de “tirar para el mismo lado”.

“El resultado no fue positivo, no fue el que esperábamos. La ministra ofreció trabajar en conjunto, hacer una comisión de seguimiento del caso. No estaban dispuestos a trabajar en conjunto para que aparezca Santiago”, aseveró el titular del Ministerio de Justicia ante la prensa..

“Recibimos una negativa. Parece que lo que se busca es acusar al gobierno y ponerlo en una situación difícil”, agregó, por su parte, la cabeza del Ministerio de Seguridad.

Comentarios

comentarios

Compartir