En el marco de la reforma educativa que planifica el gobierno porteño para el año 2018, alumnos de varias instituciones educativas han decidido protestar tomando los colegios.

Estas medidas se iniciaron el 29 de agosto en el colegio de Bellas Artes Manuel Belgrano y de a poco varios colegios fueron adhiriendo a la metodología. Actualmente ya se contabilizan casi 20 escuelas tomadas por sus estudiantes, quienes se manifiestan en contra de la reforma educativa en la que se plantea la degradación del cargo docente al de facilitador; trabajar en el último año, la desvalorización de los títulos por el recorte de materias y el nuevo sistema de evaluación por créditos.

Por otra parte en las últimas horas han denunciado el regreso del protocolo denominado “anti toma” dictado por el año 2012, el cual obliga a los directivos de los establecimientos a denunciar penalmente a quien/es incurran en esta forma de protesta.

Es el inicio de un conflicto, que de no darles a los estudiantes y docentes la posibilidad de opinar y ser parte de la reforma, puede llegar a extenderse en días y en instituciones.

Comentarios

comentarios

Compartir