馃摳 Foto: M.A.F.IA.

En los 煤ltimos d铆as, el Tribunal Oral Federal de Rosario N掳2, a cargo del juez Omar Paulucci, dispuso que el genocida Luis Abelardo Patti sea beneficiado con la prisi贸n domiciliaria: el represor cumplir谩 su doble condena dentro de una casa ubicada en el barrio privado 鈥淪eptiembre Country Club鈥 de la localidad de Escobar.

A trav茅s de un comunicado, las Abuelas de Plaza de Mayo se帽alaron: “Entendemos que el cuadro de salud que presenta Patti puede tratarse adecuadamente en el Hospital Penitenciario de Ezeiza y a trav茅s de la Direcci贸n de Sanidad del Servicio Penitenciario Federal, como lo ven铆a haciendo. Llamativamente, el juez Paulucci fundament贸 su decisi贸n en los trastornos que provocar铆a a Patti su traslado para ser atendido en establecimientos m茅dicos fuera de la c谩rcel, traslados que deber谩 continuar realizando desde su nuevo domicilio de privilegio. Adem谩s, resulta preocupante que no se tuviera en cuenta la circunstancia, debidamente acreditada, de que en el desarrollo de los juicios en su contra Patti fingiera afecciones de salud para evitar ser juzgado”.

“Finalmente, si bien en la decisi贸n judicial se dispuso incorporar a Patti al programa de ‘vigilancia electr贸nica’, no se ha ponderado el hecho de que el domicilio se encuentre en un barrio cerrado, lo que dificulta la realizaci贸n de mayores medidas de control as铆 como una respuesta r谩pida ante el quebrantamiento de los l铆mites de la prisi贸n domiciliaria. Por eso adem谩s de rechazar el privilegio concedido a Luis Abelardo Patti y exigimos la protecci贸n de los testigos que han contribuido a que los responsables de delitos de lesa humanidad sean condenados. En este sentido reclamamos que se adopten medidas para garantizar que las prisiones domiciliarias no se transformen en una libertad encubierta”, concluyeron.

Comentarios

comentarios