📸 Foto: Reuters

El huracán “Ophelia” tocó hace poco más de un día suelo irlandés provocando destrozos, un puñado de muertos, inundaciones y el temor de la población: fue el fenómeno más grande que se vivió en el Reino Unido en los últimos 50 años.

Sin embargo, las fotos que más recorrieron las redes sociales y los portales de noticias del mundo no eran de allí sino de la capital inglesa, Londres. ¿Por qué? Debido a que el cielo, de la nada, se tornó de un color anaranjado.

La oficina meteorológica del Reino Unido señaló que las alteraciones atmosféricas se debieron “tanto al polvo, procedente del Sahara, como a partículas producidas por los incendios en Portugal y Galicia arrasadas por el huracán Ophelia”.

📸 Foto: Reuters
📸 Foto: Reuters
📸 Foto: Reuters

 

Comentarios

comentarios