“No vamos a seguir insistiendo con la desaparici√≥n forzada si las pruebas muestran otra cosa. Nuestra forma de educaci√≥n no es salir a romper todo. No nos queda otra que confiar en la justicia”, asegur√≥ Andrea, esposa de Sergio Maldonado, en di√°logo con “El Pa√≠s” de Espa√Īa.

“Estamos como en un duelo infinito, estancados. Si pienso con el coraz√≥n, le tiro una bomba a la Casa de Gobierno, pero yo s√© que tengo que pensar con la cabeza. Mi hermano Germ√°n tiene otro pensamiento, est√° m√°s dolido y no puede diferenciar eso. Yo trato de ser lo m√°s coherente que puedo, no quita que en alg√ļn momento no lo pueda lograr. Hasta ahora, con Andrea, cuando uno se desv√≠a el otro lo agarra de la mano”, agreg√≥ el hermano del joven artesano.

“Santiago no confiaba en la Justicia, en los pol√≠ticos y las religiones. O sea, en el Estado. Entonces, todo lo que nosotros estamos utilizando, √©l no lo hubiera utilizado y no hubi√©ramos llegado a nada. Y aclaro que yo no hubiese ido a hacer lo que hizo √©l, porque no tengo ni la capacidad ni las bolas necesarias”, subray√≥.

En torno a c√≥mo sigue adelante la causa, y tras se√Īalar el “apresuramiento” del juez para decir que no hab√≠a “marcas visibles” en el cuerpo de Santiago Maldonado, explic√≥: “El tema es en qu√© marco se ahog√≥. Hipot√©ticamente muri√≥ ahogado, pero, ¬ŅC√≥mo?, ¬ŅEstaba pescando?. ¬ŅPor qu√© cae ah√≠? ¬ŅMuri√≥ en ese lugar o en otro lado? ¬ŅD√≥nde estuvo el cuerpo? Es claro que los 78 d√≠as no estuvo en ese lugar. Si hipot√©ticamente estuvo en ese lugar, ¬ŅQu√© hicieron en todos los rastrillajes?. ¬ŅPor qu√© no lo vimos nosotros que pasamos por all√≠? El lugar se ve√≠a de todos lados. Cuando desapareci√≥ hab√≠a 30 cent√≠metros de agua en ese lugar y cuando lo encontramos el cuerpo estaba enganchado de una ramita de un cent√≠metro de espesor. (…) El cuerpo se puso”.

Tambi√©n habl√≥ sobre las dos “patas” que, desde los medios, apuntan como los que podr√≠an ser los responsables de la muerte de su hermano: “Yo no conf√≠o en nadie. Pero si tenemos que elegir entre los mapuches, que desde un principio nos dicen una versi√≥n que siguen sosteniendo, y Gendarmer√≠a que nos dice que no estuvo ah√≠ y en realidad s√≠ llegaron al r√≠o, no es muy dif√≠cil de pensar en qui√©n uno va a confiar”.

“Ponen a Santiago como algo para estar a favor o en contra, ¬°pero es una vida! Pod√©s estar de acuerdo o en desacuerdo con alg√ļn gobierno en lo social o econ√≥mico, pero no pod√©s estar a favor o en contra de la muerte de una persona. Hay una parte de la sociedad que cuando se sepa la verdad va a seguir pensando lo que quieren. No van a aceptar otra cosa”, concluy√≥.

Comentarios

comentarios