Este 煤ltimo fin de semana, el diputado del PRO, Nicol谩s Massot, pidi贸 que la Argentina emule una “reconciliaci贸n” al estilo sudafricano para “dejar atr谩s” los 70′ y as铆 poder “cerrar las heridas”.

La proposici贸n no es novedosa sino que, por el contrario, viene sosteni茅ndose desde hace tiempo por el macrismo aunque los expertos y organismos de derechos humanos niegan que sus resultados sean un modelo a seguir.

A continuaci贸n, algunos punteos e ideas sobre los efectos y lo que dej贸 la “reconciliaci贸n” en Sud谩frica:

  • La discriminaci贸n racial en Sud谩frica se remonta a la ocupaci贸n iniciada por los primeros europeos en 脕frica en 1652, pero fue formalizada legalmente en 1948, cuando gana las elecciones el radical Partido Nacionalista a partir del establecimiento del apartheid.
  • A partir de 1948 se cre贸 un registro racial obligatorio bajo el control del gobierno. Los matrimonios interraciales fueron prohibidos. Se establecieron zonas segregadas en todo el pa铆s que abarcaron sitios como hospitales, escuelas, parques p煤blicos, autobuses separados para blancos y negros. Los negros no pod铆an ocupar posiciones en el gobierno ni votar.
  • “La experiencia sudafricana tuvo bastante m谩s 茅xito como viaje que como destino. (…) Esto ha sido lo m谩s penoso del caso sudafricano. Se considera un enorme 茅xito, un ejemplo a emular. Pero muchos no son nada conscientes, se olvidan de que la mayor铆a de las v铆ctimas sudafricanas siguen luchando, sobre todo para conseguir reparaciones adecuadas y una aut茅ntica justicia”, Howard Varney, asesor program谩tico del ICTJ y abogado en activo del Colegio de Abogados de Johannesburgo.
        • “La inmensa mayor铆a de las v铆ctimas ha recibido poco o ning煤n resarcimiento de tipo judicial o en materia de rendici贸n de cuentas. Reconozco que la Comisi贸n de la Verdad s铆 proporcion贸 cierta rendici贸n de cuentas porque dio nombres, identific贸 a individuos responsables de violaciones flagrantes de los derechos humanos y tambi茅n a las facciones y organizaciones que, en gran medida, hab铆an ocasionado el conflicto, el dolor y el sufrimiento. (…) Sin embargo, deber铆a haberse realizado un seguimiento de los casos planteados por las investigaciones de la comisi贸n. Y, en ese sentido, lamento decir que las autoridades sudafricanas han fracasado estrepitosamente. En lugar de hacerse cargo de los casos, han concebido pol铆ticas y protocolos destinados a esquivar y evadir sus propias responsabilidades. Y de ese modo han fomentado la impunidad en Sud谩frica, algo que en mi opini贸n constituye una mancha en el historial del pa铆s”, agreg贸 el especialista.

Fuentes: ICTJ, “Revista Haroldo”

Comentarios

comentarios