El domingo 4 de marzo, Serguei Skripal (66) y su hija Yulia, de 33 a帽os, fueron hallados inconscientes y en grav铆simo estado en un banco del centro comercial ‘The Malting’ en Salisbury, Inglaterra.

Ambos terminaron internados en terapia intensiva: con pron贸stico reservado, padre e hija todav铆a se mantienen en esa condici贸n.

Al d铆a siguiente del hecho, la Polic铆a Antiterrorista Brit谩nica inform贸 que Skripal y su hija fueron envenenados “intencionadamente con el prop贸sito de causar la muerte” con un聽agente nervioso.

Los investigadores creen que Skripal, ex esp铆a ruso, continuaba trabajando para el MI6 brit谩nico, dando clases sobre c贸mo actuaban los servicios de inteligencia rusos en las actuales circunstancias de “guerra h铆brida” y en el training de agentes. Y que eso habr铆a despertado la furia del gobierno de Vladimir Putin.

Poco tiempo despu茅s, Theresa May acus贸 a Rusia de estar involucrada en el ataque al esp铆a. Y expertos determinaron que la sustancia, de la que se han encontrado trazas en un restaurante y un pub de Salisbury, es del tipo “Novichok”, fabricada por Rusia.

Este mi茅rcoles, la primer ministra brit谩nica anunci贸 sanciones contra Mosc煤 al considerar insuficientes las explicaciones brindadas por el Kremlin.

En esta l铆nea, comunic贸 la expulsi贸n de 23 diplom谩ticos rusos y la suspensi贸n de contactos bilaterales con Mosc煤, incluyendo una visita prevista del titular del Ministerio de Exteriores ruso, Serguei Lavrov. Tampoco habr谩 representaci贸n diplom谩tica brit谩nica en el Mundial de Rusia 2018.

Comentarios

comentarios