El domingo 4 de marzo, Serguei Skripal (66) y su hija Yulia, de 33 a帽os, fueron hallados inconscientes y en grav铆simo estado en un banco del centro comercial 鈥楾he Malting鈥 en Salisbury, Inglaterra. Ambos terminaron internados en terapia intensiva: con pron贸stico reservado, padre e hija todav铆a se mantienen en esa condici贸n.

Al d铆a siguiente del hecho, la Polic铆a Antiterrorista Brit谩nica inform贸 que Skripal y su hija fueron envenenados 鈥渋ntencionadamente con el prop贸sito de causar la muerte鈥 con un聽agente nervioso.聽Expertos determinaron que la sustancia, de la que se han encontrado trazas en un restaurante y un pub, es del tipo 鈥淣ovichok鈥, fabricada por Rusia.

Ahora, Francia, Alemania y Estados Unidos firmaron un comunicado en conjunto con el Reino Unido condenando los hechos y cuestionando con dureza a Rusia.

“Condenamos el atentado contra Sergu茅i y Yulia Skripal en Salisbury. Compartimos la conclusi贸n brit谩nica de que no hay alternativa posible a la responsabilidad rusa en el atentado. El ataque fue un asalto a la soberan铆a del Reino Unido y el uso por parte de un Estado es una clara violaci贸n a la Convenci贸n de Armas Qu铆micas y un quiebre de la ley internacional”, afirmaron en el escrito.

“Nuestras preocupaciones tambi茅n est谩n cargadas por el contexto de un patr贸n de irresponsabilidad en el comportamiento ruso. Llamamos a Rusia a cumplir con sus responsabilidades como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU para mantener la paz y la seguridad internacional”, sentenciaron Theresa May, Angela Merkel, Donald Trump y Emmanuel Macron.

Comentarios

comentarios