El dato para realizar el primer rastrillaje en la Comisaría Novena de La Plata lo dio un testigo de identidad reservada: dijo que en el patio interno, el mismo en el que hace 25 años los policías sacaron a la rastra el cuerpo de Miguel Bru después de torturarlo hasta la muerte, habían enterrado su cuerpo. Desde ese entonces está desaparecido.

En las últimas horas, peritos de Gendarmería Nacional rastrillaron ese terreno con un georradar en busca de los restos sepultados del joven estudiante de periodismo.

📸 Peritos de Gendarmería escanean el patio de la Comisaría Novena de La Plata con un georradar: después de 25 años realizaron un rastrillaje en el último lugar donde se lo vio con vida a Miguel Bru

“Es un testigo de identidad reservada que dijo que abajo del mástil del patio de la comisaría estaba enterrado Miguel”, explicó Rosa Schonfeld de Bru, la madre del chico muerto en manos de Justo López y Walter Abrigo, con la complicidad del comisario Domingo Ojeda y el oficial Ramón Cereceto.

“Llevamos muchos años de lucha y de búsqueda. Los que saben dónde está Miguel son los imputados. La verdad sobre lo que pasó con Miguel ya la sabemos, hoy la necesidad es que nos devuelvan a Miguel y poder darle una despedida. Tenemos derecho a darle una sepultura y despedirlo, como toda familia”, remató en diálogo con Radio “La Imposible”.

Comentarios

comentarios