📸 Foto: M.A.F.I.A.

Exactamente a las 11:24 del miércoles, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, constató el quórum y dio por iniciada la histórica sesión en el Congreso de la Nación. Pasaron casi 24 horas para que se conozca el resultado final.

Los legisladores le dieron media sanción al proyecto de legalización y despenalización del aborto por una ajustada diferencia.

Fue el grupo de “indecisos” el que definió la votación cuando la discusión llegaba a su final: la norma se aprobó con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención.

La iniciativa llegará ahora al Senado, en donde puede recibir la sanción definitiva, ser modificado o, incluso, ser rechazado de plano.

En su carácter de miembro informante y presidente de la Comisión de Legislación General, el oficialista Daniel Lipovetzky fue el primer en defender el dictamen de mayoría: “La posibilidad de aborto mejora la calidad de vida de las mujeres argentinas y a partir de ahí no cabe duda de qué tenemos que hacer con nuestro voto“.

Silvia Martínez, legisladora por la UCR y presidenta de la comisión Familia y Mujer, agregó: “Esta es una gran oportunidad, les pido que reflexionemos, no les digamos que no a las mujeres que nos hacen un reclamo racional”.

A su turno, Nicolás Massot, uno de los referentes del bloque de “Cambiemos” sentó su postura en contra del proyecto de ley con una “chicana” hacia las otros espacios: “Tenemos que seguir siendo referentes de los derechos humanos”, esgrimió siendo sobrino de Vicente Massot, acusado por delitos de lesa humanidad en Bahía Blanca.

Un rato más tarde, Victoria Donda señaló: “Es un proyecto que venimos presentando hace trece años en Argentina, en este Congreso. Llegó al recinto por la fuerza de las mujeres que están afuera“.

Los discursos y argumentos a favor y en contra se sucedieron toda la noche, a la espera de conocer la posición de aquellos diputados que se habían mostrado indecisos hasta poco tiempo antes del inicio de la sesión.

La euforia se apoderó inmediatamente de las calles: las miles de personas que se encontraban todavía afuera del Congreso de la Nación y que habían pasado toda la noche bajo el frío porteño festejaron la decisión de los diputados.

Comentarios

comentarios