📸 Foto: Emiliano Lasalvia

La desidia, la falta de empatía y escucha, los recursos escuetos, la mirada indiferente: un sinfín de factores confluyeron el jueves por la mañana en la explosión de gas que dejó dos muertos en la Escuela N°49 de Moreno.

El auxiliar fallecido, trabajador enrolado en ATE Verde y Blanca, se llamaba Rubén Rodríguez, era conocido como “el Oso” y tenía 45 años. La mujer fallecida era Sandra Calamano, tenía 48 años y cumplía funciones de vicedirectora. Los gremios docentes prometieron que “sus muertes no van a quedar impunes”.

El paro docente en la Provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires tuvo este viernes un alto acatamiento: los maestros se unieron en el dolor para decir basta y apuntar contra las autoridades provinciales.

En este marco, María Eugenia Vidal participó de un acto en Quilmes junto a Mauricio Macri. Ni cuando el presidente pronunció el triste ejemplo del “problemita” del gas para dar cuenta de las “posibilidades” que abren los créditos de la ANSES para jubilados y pensionados se refirieron al tema.

Mientras tanto, en decenas de escuelas bonaerenses hubo protestas y manifestaciones al grito de “Sandra y Rubén, presentes: ahora y siempre”. La consigna “La educación pública está de luto” también apareció en numerosos lugares, incluyendo la multitudinaria marcha que hubo en Avellaneda.

Comentarios

comentarios