El fallo de la CONMEBOL por la mala inclusi贸n de Carlos S谩nchez marc贸 el clima del segundo partido de la serie y, con el 3 a 0 otorgado por el reglamento, pr谩cticamente la sell贸.

Santos no tuvo respuestas futbol铆sticas, casi no le cre贸 peligro a Independiente y, con el correr de los minutos, la desesperaci贸n por romper el cero hizo que pegara y corriera m谩s de lo que jugaba.

El temple de los jugadores del “Rojo”, que tampoco hizo un gran partido, hizo el resto: los de Avellaneda no pasaron sobresaltos en el Pacaemb煤.

El final anunciado lleg贸 a diez minutos de que dieran el pitazo final: las bombas de estruendo fueron el comienzo del caos que termin贸 en intentos de invadir el campo de juego y peleas cuerpo a cuerpo entre los hinchas brasile帽os y la polic铆a.

Comentarios

comentarios