📸 Foto: Germán García Adrasti

El desesperado pedido de los familiares durante meses y meses finalmente se materializaró este fin de semana: zarpó el “Seabed Constructor” para buscar al ARA San Juan en las profundidades del mar.

Comodoro Rivadavia fue el lugar donde se ultimaron los detalles para que el barco más avanzado del mundo pueda adentrarse en el agua y resolver qué pasó con el submarino desaparecido el 15 de noviembre de 2017.

Vale la pena resaltar que el navío “está equipado con ocho drones subacuáticos, capaces de operar hasta 6.000 metros de profundidad”, es de origen noruego y cuenta con “una velocidad de exploración de 1.200 km por día”.

A bordo del buque de la empresa “Oacean Infinity” van también cuatro veedores designados por los familiares de los tripulantes así como también tres representantes de la Armada Argentina.

Comentarios

comentarios