El panorama en la industria automotriz es preocupante desde hace bastante tiempo y, con la devaluaci贸n y la crisis cambiaria de las 煤ltimas semanas, no par贸 de agravarse: entre Fiat, Renault, Iveco, General Motors y Volkswagen decidieron suspender a aproximadamente 7.000 trabajadores.

Los empresarios justificaron la dr谩stica decisi贸n en la ca铆da en las ventas y la recesi贸n que vienen minando la capacidad de compra de los consumidores.

Y la repercusi贸n es inmediata en las cadenas de producci贸n: las terminales cordobesas de聽Renault聽y聽Fiat聽dejar谩n de producir durante una semana, con miles de operarios cobrando mucha menos plata de su salario.
Iveco, que desde hace tiempo viene implementando聽suspensiones聽y聽retiros voluntarios, se sum贸 a la medida. Lo mismo decidi贸 Volkswagen.聽General Motors, por su parte, cancel贸 un turno de producci贸n hasta el pr贸ximo a帽o e聽implement贸 suspensiones rotativas聽en su planta de Alvear, en la Provincia de Santa Fe.

Comentarios

comentarios