📸 Foto: Emmanuel Fernández

La polémica y la indignación se instaló luego del derrame de petróleo en el yacimiento “Bandurria Sur” que se produjo a mediados de octubre.

Y unos días más tarde, los cuestionamientos a las medidas de seguridad y a los controles gubernamentales sobre las empresas petroleras volvieron a encontrar asidero en la realidad: YPF volvió a informar de un incidente, esta vez algo menor y en “Loma La Lata”.

A través de un comunicado, aseguraron que se trató “de una surgencia de gas y lodo de perforación que ocurrió el viernes, mientras se realizaban trabajos de terminación (workover) de un pozo convencional”.

“El brote fue contenido rápidamente y el lodo se contuvo mayormente dentro del perímetro de locación”, agregaron, pese a que no se especificó “el nivel de afectación” de lo que habría escapado de este sector.

Según agregó el “Diario de Río Negro”, una vez controlada la situación “se iniciaron los trabajos de caracterización, limpieza y remediación de la locación y el entorno, a la vez que se dio aviso a las autoridades de aplicación”.

Las preguntas que se hacen las diversas organizaciones ambientales resuenan en los oídos de las comunidades que ven afectadas su calidad de vida por la contaminación ambiental: ¿alcanzan los trabajos de remediación y una multa económica para frenar los efectos de estos “incidentes”?

Comentarios

comentarios