El presidente norteamericano Donald Trump aprobó en las últimas horas la declaración de “desastre de especial gravedad” en relación con los incendios forestales que golpean con dureza a California.

De esta manera, el estado podrá recibir ayuda económica y de personal con mayor rapidez “para aliviar algo del increíble sufrimiento”.

“Estoy con ustedes siempre. Dios bendiga a todas las víctimas y las familias afectadas”, escribió el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

Las autoridades locales informaron en las últimas horas del hallazgo trece cuerpos en la zona afectada por el gigantesco incendio que afecta al norte del estado, devenido en el “más mortífero de la historia”. Por ello, la cifra total de fallecidos creció a 44 víctimas fatales. Además, unas 200 personas todavía permanecen desaparecidas.

Vale la pena recordar que, en medio del desastre, sorprendió el mensaje del presidente Donald Trump, apuntando contra los demócratas que gobiernan el estado: “Billones de dólares se vuelcan cada año y tantas vidas perdidas, todo por el mal manejo forestal. ¡Arréglenlo ahora o no habrá más plata del gobierno nacional!“, disparó.

El jefe de los bomberos, Brian K. Rice, no dejó pasar el mensaje: “Los desastres naturales no son rojos o azules: destruyen sin tener en cuenta el partido político”. El propio Neil Young, que perdió su casa por el fuego, apuntó directamente contra el magnate:

Comentarios

comentarios