📸 Foto: lavaca.org

Todo arrancó el último jueves con el asesinato de “Roland” Orellana, un trabajador textil militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP): le pegaron dos tiros en medio de un violento desalojo policial en una toma terrenos en el partido de La Matanza.

El sábado, en Córdoba, se escribió el segundo capítulo: la organización denunció que otro militante, Marcos Soria, fue ultimado de un tiro en la espalda por efectivos de las fuerzas de seguridad en el barrio Ciudad Obispo Angelleli. Los policías aseguran que lo mataron mientras intentaba huir tras un robo.

“En los dos casos hubo un accionar policial ilegal que se cobró la vida de los compañeros. Y no sólo eso, sino que además siguen detenidos 4 compañeros (3 varones y 1 mujer) desde el día jueves en La Matanza. (…) La violencia y el desenfreno policial son un elemento más de una política de gobierno que día a día generan exclusión, pobreza y hambre. Violencia que ejercen las fuerzas de seguridad sobre los que no tienen acceso a la tierra, el techo y el trabajo”, señalaron en un comunicado.

La movilización de protesta arrancó a las once de la mañana en la intersección de la Avenida de Mayo y la Avenida 9 de Julio, desplazándose hasta las casas de la Provincia de Córdoba y de Buenos Aires.

Juan Grabois, líder de la organización, vontó ante los presentes:  “Marcos Soria era un joven de 32 años que laburaba todos los días en una huerta comunitaria. Su mamá es una miliante del encuentro de organizaciones. Marcos a la tarde salía a carretear para ayudar a su mamá, una patota de asesinos lo subió a un patrullero. Lo suben a un patrullero, lo pasean, lo verduguean y lo revientan a palos. Le dan aire para que se escape y cuando está corriendo por su vida le pegan un tiro por la espalda. Lo dejan como un perro en la puerta de una cooperativa“.

“Hay que desalojar a Macri de la Casa Rosada legalmente, en las elecciones”, remató el dirigente social.

📸 Foto: lavaca.org

Nora Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, participó de la marcha y, al tomar la palabra, sentenció: “Vengo a traer este abrazo, está solidaridad y repudio a la violencia institucional desatada contra el pueblo“.

Comentarios

comentarios