Varios partidos de la “Liga 1”, como se conoce al campeonato de fĂștbol francĂ©s, fueron suspendidos en las Ășltimas horas para que no coincidan con las enormes protestas de los “chalecos amarillos” previstas para este fin de semana a lo largo y ancho de Francia.

El mĂĄs resonante es el caso del encuentro que iba a disputar el Paris Saint-Germain contra el Montpellier el prĂłximo sĂĄbado: las autoridades decidieron aplazarlo “por pedido de la Prefectura de PolicĂ­a”.

TodavĂ­a no se sabe cuĂĄndo se volverĂĄ a jugar y la federaciĂłn local solo atinĂł a decir que “serĂĄ reprogramado a la brevedad”.

Vale la pena recordar que, después de tres semanas de bloqueos, manifestaciones y enfrentamientos con la policía, el gobierno francés anunció este martes la suspensión de la subida de las tasas al combustible, así como de la luz y el gas, previstos para enero.

Sin embargo, el heterogĂ©neo espectro de manifestantes que componen el colectivo de los “chalecos amarillos” advirtieron que no se contentan con esta Ășnica medida: “Nos dieron migajas y ahora queremos la baguette”. Amenazaron, incluso, con entrar este fin de semana al Palacio del ElĂ­seo.

Ante la informaciĂłn de que la violencia se incrementarĂĄ este sĂĄbado, el gobierno le retirĂł el franco a todos los efectivos de las fuerzas de seguridad para que estĂ©n disponibles para actuar y cerraron los museos y “zonas de interĂ©s” que usualmente tienen una actividad ajetreada para evitar mayores desmanes y destrozos.

Comentarios

comentarios