El año arrancó movido en lo que respecta a aumentos tarifarios: entre la última semana de diciembre y la primera de enero, el gobierno de Mauricio Macri dio luz verde a incrementos en la luz, el gas, el agua, el transporte público, las prepagas y los peajes.

En este contexto, Pablo Moyano salió con los tapones de punta y auguró un futuro de alta conflictividad social: “Seguramente habrá un paro general, los ‘tarifazos’ están afectando a todos, no nos vamos a callar. Vamos a hacer todo lo necesario para defender los convenios colectivos de trabajo”.

“Estas tarifas afectan a todos los trabajadores. Yo no descarto que en marzo o abril comiencen nuevamente conflictos mucho más importantes, como los que van a comenzar con estas marchas a partir de la semana que viene. Todos sabemos que en marzo las clases seguramente no van a comenzar”, agregó en diálogo con “El Destape Radio”.

Por último, cargó contra la central obrera y llamó a que se “unan” a las movilizaciones: “Ojalá la CGT tenga una conducción mucho más firme. Los que siempre hemos estado en la calle no vamos a callarnos ni mirar para otro lado“.

Comentarios

comentarios