En 2009, cuando era Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri impulsó la compra de armas Taser para que las utilicen la ya inexistente Policía Metropolitana: distintos recursos de ampara y resoluciones judicial hicieron que no pueda seguir adelante con la idea.

En 2016, la Corte Suprema de Justicia fall√≥ a favor de su implementaci√≥n pero Horacio Rodr√≠guez Larreta decidi√≥ poner pa√Īos fr√≠os y “congel√≥” el tema. Ahora, de la mano del Ministerio de Seguridad de la Naci√≥n que conduce Patricia Bullrich, el presidente va en busca de su viejo anhelo.

Sin embargo, las críticas de los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales se mantienen: están en contra de su implementación.

En reiteradas oportunidades, el Comit√© de la Naciones Unidas contra la Tortura dictamin√≥ que¬†el uso de armas Taser puede considerarse “una forma de tortura”¬†ya que su aplicaci√≥n causa un intenso dolor pero no deja huellas ni marcas: se convierte, entonces, en un veh√≠culo eficiente para disimular que la v√≠ctima ha sido torturada por personal de seguridad.

Amnistía Internacional, por su parte, tiene registradas casi un millar de personas que murieron después de haber recibido una descarga de dichas pistolas.

“Las armas tipo Taser son susceptibles de ser utilizadas para cometer abusos: son port√°tiles, f√°ciles de usar y tienen la capacidad de infligir dolor severo pulsando un bot√≥n sin dejar se√Īales importantes.¬†Est√°n dise√Īadas para generar ‘docilidad frente al dolor’ y suelen emplearse contra personas que ya est√°n bajo custodia o control de la polic√≠a, a menudo tras haber experimentado m√ļltiples descargas”, advirtieron a trav√©s de las redes sociales.

Es evidente que las armas tipo Taser son menos letales o da√Īinas que las armas de fuego; sin embargo en la pr√°ctica rara vez se usan como alternativa. A menudo son utilizadas en circunstancias en las que no hay riesgo de muerte ni de lesiones.¬†El Comit√© contra la Tortura de la ONU ha sugerido abolir su uso y ha alertado respecto a la necesidad de garantizar que las armas de descarga el√©ctrica se utilicen exclusivamente en situaciones extremas y limitadas.¬†Las situaciones extremas implican una amenaza real e inminente para la vida o un riesgo de lesiones graves. As√≠, las Taser debe utilizarse solo como sustituto de las armas letales y √ļnicamente por personal de las fuerzas del orden capacitado”, remataron.

Comentarios

comentarios