A pesar de que la inflación de 2018 fue de 47,6%, el Ministerio de Educación decidió mantener los mismos valores del año para las becas.

En el día de ayer, el Gobierno oficializó la convocatoria para el Plan Progresar, cuya inscripción estará abierta del 1 al 31 de marzo. De acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial, los montos mensuales que pagará el Estado a los beneficiarios serán lo que rigen desde febrero de 2018, en una escala entre $1250 y $4900 mensuales.

La decisión fue fundamentada en el relanzamiento que tuvo el Plan en 2018 (con aumentos que fueron del 15,7% en educación primaria y secundaria al 48% en carreras consideradas “estratégicas”). Según el Gobierno, como los aumentos del año anterior fueron muy importantes, los montos no necesitan actualización para 2019.

Al igual que en 2018, los estudiantes que aprueben el total de las materias con un promedio igual o mayor a 8, recibirán un pago extra equivalente al monto total que recibieron por becas durante el año. Este “bono” corre la misma suerte que las becas generales ya que su monto también fue congelado.

En un contexto de ajuste de gasto del Estado, este Plan corre la misma suerte que el resto de las prestaciones sociales disminuyendo su impacto positivo en quienes lo reciben.

Comentarios

comentarios

Compartir