Ante las propuestas de legisladores que buscan proteger a los inquilinos, las cámaras inmobiliarias preparan un proyecto alternativo.

Dentro de las propuestas se incluye la posibilidad de limitar el depósito que se le exige a los inquilinos a solamente un mes del valor acordado en el contrato.

Además se busca ampliar las opciones de garantías que pueden presentar lo que permitiría que, además de una escritura de otra propiedad, se puedan usar avales bancarios, seguros de caución o garantía de fianza.

En cuanto a los aumentos de los alquileres, el proyecto propone regirlos por el coeficiente de aumentos salariales.

También se plantea incentivar la construcción de viviendas para alquiler, ofreciendo beneficios impositivos para esta actividad y para aquellos individuos que sumen propiedades para compensar el déficit habitacional.

🖋 Por: Diego Natale

Comentarios

comentarios