Para que no pase lo mismo que en Jujuy y para que el Poder Judicial abra los ojos, decenas de mujeres realizaron una concentraci贸n en las puertas de la Casa de la Provincia de Tucum谩n: exigen que se le realice la interrupci贸n legal del embarazo a una ni帽a de once a帽os violada por la pareja de su abuela.

La menor espera desde el 23 de enero la interrupci贸n de la gestaci贸n forzada, que ya lleva 23 semanas y media: como consecuencia del calvario que est谩 viviendo, intent贸 suicidarse y se encuentra acompa帽ada por su mam谩 en un hospital en las afueras de San Miguel de Tucum谩n.

Hasta el momento dos fiscal铆as recurrieron a dilaciones que hicieron caso omiso al deseo de la ni帽a de abortar, tal cual como rige en el “Protocolo de Interrupci贸n Legal del Embarazo” en estas causales.

Forzar a una ni帽a a continuar con un embarazo resultado de abuso sexual y someterla a pr谩cticas m茅dicas riesgosas como la ces谩rea, es tortura. Se le est谩 negando su derecho鈥, aseveraron desde la Campa帽a por el Derecho al Aborto Legal.

Dos fiscales, dos defensor铆as de menores, un juzgado de familia, el sistema de salud p煤blico de Tucum谩n, el Estado y grupos de fundamentalistas antiderechos ejercen, hace 23 d铆as, presi贸n para someter a la ni帽a a una internaci贸n aislada e innecesaria con el fin de obstaculizar su acceso a la ILE鈥, agregaron.

Comentarios

comentarios